Alberto Abarza, campeón paralímpico en Tokio 2020.

compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Alberto Abarza, campeón paraolímpico en Tokio 2020.
Alberto Abarza, campeón paraolímpico en Tokio 2020.

El nadador de 36 años obtuvo la presea dorada en los 100 metros espalda. Quién a los 4 años comenzó a nadar en la piscina de la Teletón, con un pronóstico que lo postraba a la cama a los 24, consiguió el mayor logro deportivo, fruto de esfuerzo, dedicación y amor por el deporte.

Ayer, Alberto Abarza consiguió la distinción máxima en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, tras una reñida competencia donde recién en el segundo y último tramo, logró sobrepasar a su par brasileño Gabriel dos Santos, colgándose así la tan preciada presea.

El experimentado nadador, sufre desde que es un niño de una enfermedad extraña denominada Síndrome de Charcot-Marie-Tooth, y según consigna El Mercurio en su edición de hoy, esta patología consistiría en “un mal incurable que paulatina e inevitablemente va atrofiando sus músculos” ello lo dejó en silla de ruedas tempranamente siendo aún un adolescente.

Su relación con la natación comenzó cuando a los 4 años inició una terapia en la Teletón que incluía la inmersión en una piscina en la comuna de Estación Central. Pero luego, a los 8 años, comenzó a entrenar en la piscina de la Universidad de Chile en Independencia, Santiago de Chile.

Hace 4 años Abarza ya era número 1 en el escalafón mundial de su serie y en 2019 obtuvo 3 oros en los panamericanos de Lima.

Su triunfo hoy se le recompensará con 41 millones de pesos y poco menos de 3 millones de pesos más mensuales por los próximos 3 años.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp